tendencias packaging

Impacto de las tendencias en alimentación en el packaging

Mintel publicaba hace unos meses su lista de tendencias en alimentación y bebidas para 2016. Son doce puntos entre los que destacan cinco por el impacto que tendrán en el desarrollo y diseño de packaging: el aumento de hogares unipersonales, la e-revolución (cada vez se comprará más online), mayor interés por productos ecológicos, la importancia de comer con los ojos y publicarlo en Twitter.

El packaging siempre ha sido un elemento fundamental en la decisión de compra en el supermercado. Un envase atractivo hace destacar a un producto en el lineal y funciona como reclamo para decantarse por una marca frente a la competencia. ¿Pero qué pasa en la compra online donde las imágenes se ven diminutas o incluso no se cargan porque nuestra conexión a Internet es pésima? ¿Puede seguir siendo el packaging un elemento diferenciador o deberíamos concentrar todos nuestros esfuerzos en el branding?

Sin duda el branding en la compra online será importante (como lo es ahora), pero no podremos reducir nuestras inversiones en packaging porque un producto con un envase característico será fácilmente reconocible y destacará sobre la competencia aunque las imágenes no sean nítidas. Además, cuando el cliente reciba su pedido, el envase será el primer contacto físico que tendrá con la marca, por lo que será fundamental que el packaging cumpla sus expectativas y transmita los valores y filosofía de la marca. Además, aunque la compra online vaya ganando adeptos, es poco probable que las supermercados físicos desparezcan, así que tendremos que seguir invirtiendo en el diseño de los envases para que destaquen en el lineal.

Mintel también apuntaba como tendencia para 2016 el aumento de los hogares unipersonales, pero en los últimos años ya hemos asistido a la transformación de las familias tradicionales por otras más pequeñas. Las marcas de alimentación han sabido adaptarse a las necesidades de los Dinkis (parejas sin hijos), Mujeres Alfa o Singles ampliando los formatos de presentación de los alimentos o creando productos “ready to go”. Los departamentos de I+D deberán invertir en el diseño de envases adaptados que mejoren la experiencia del usuario, por ejemplo con sistemas de fácil apertura.

El interés por productos ecológicos tendrá un impacto directo en los alimentos pero también en el packaging. Para minimizar el impacto medio ambiental los envases deberán seguir la regla de las tres Rs: reutilizar, reducir y reciclar. No sólo tendrán que estar fabricados con materiales desechados y ser reciclables, sino que habrá que optimizar los procesos de producción para reducir la cantidad de materias primas, ahorrar energía y mejorar su distribución. Por ejemplo, un sencillo cambio en el envoltorio de las tabletas Milka redujo en un 60% el material necesario.

packaging Milka

 

Otra de las tendencias que apuntaba Mintel era la de comer con los ojos y publicarlo en Twitter. La necesidad irrefrenable de algunos tuiteros de compartir sus momentos gourmet obligará a las marcas a esmerarse en el diseño del packaging para ser merecedoras de una instantánea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>